Crónica del Rayo Vallecano-Real Madrid: Alumbrando Vallecas

Rellenar Blog en 9 abril, 2015

IMG-20150408-WA0012El Nuevo Estadio de Vallecas es bastante especial. Ni es nuevo, ni es casi Estadio (es un campo pequeño, coqueto, muy diferente a las típicas moles arquitectónicas de Primera), pero sí es de Vallecas. Un estadio de la Liga de las Estrellas donde los chicos se suben a una tapia a ver el partido, el speaker te vende un coche de ocasión y puedes ver los goles desde la ventana de tu casa. El triunfo del equipo de barrio, de ese campo al lado de casa que todos hemos disfrutado. Un anacronismo en este 2015 de jeques árabes, oligarcas rusos e inversores chinos.

El Rayo Vallecano de Paco Jémez también es bastante especial. Es un equipo ofensivo pese a su limitada plantilla, que presiona de manera suicida. Y tiene una afición gamberra que pone Mago de Oz y no música clásica antes de empezar el partido.

El Nuevo Estadio de Vallecas y el Rayo Vallecano tienen otra cosa en común: cuando el Real Madrid les visita le hacen sufrir. Y por eso los FANS teníamos que ir a apoyarle.

No había que viajar a las orillas del Turia o del Mersey, sino al antiguo Valle del Kas un miércoles laborable a las 10 de la noche gracias a los ilustres ignorantes que dictan los horarios de nuestra liga. Pero eso no fue óbice para que un nutrido grupo de FANS se desplazaran a Vallecas a a dar fuerzas a su equipo. Ya en el calentamiento se nos empezó a oír más que a la animosa afición rayista. Y durante todo el partido pudimos alzar la voz por encima de cualquier cántico franjirrojo.

IMG-20150408-WA0010

Costó. La Palanca Negra de Luanda que vino de Valladolid amenazaba por alto y nuestro canterano Bueno, pichichi nacional, era un peligro siempre. Sin balón y presionados, alguno se hubiera asustado, pero nosostros no. El equipo fue sostenido los primeros 45 minutos por un par de jugadores y los 200 FANS que aclamaban en una esquina. Pero tras un descanso en el que recuperamos fuerzas, ni siquiera un árbitro que se supone que habrá tenido mejores días – o quizá porque no los ha tenido nunca Villar y Arminio le ascendieron a Primera – pudo con nosotros.  Fútbol de calidad y sacrificio acabaron devorando a los pupilos de Jémez. 0-2 y al final tanto para jugadores como para FANS un desplazamiento difícil se convirtió en una fiesta.

Será vital para seguir aspirando al título de Liga hacer 9 puntos de 9 esta semana. Son 3 partidos en 6 días sin movernos de Madrid. El siguiente reto es vencer al necesitado Eibar de Gaizka Garitano pasado mañana. No estará Cristiano, Balón y Bota de Oro que va camino de superar todos los registros; ni James, que ha vuelto por todo lo alto mezclando su magia latina con talento puro y una efectividad bestial; ni tampoco nuestra computadora Kroos, precisión y control absolutos. Pero nuestro equipo contará con la Grada FANS a tope de revoluciones y dispuesta a llevar al equipo en volandas.

FacebookTwitterGoogle+Compartir